jueves, 6 de febrero de 2014

COMO PLANTAR UN APIO EN CASA (1ª parte)

   En casa, el apio es una de las verduras que más les gusta a los niños. Se lo comen tanto cocinado o crudo, van a la nevera y lo cogen como si fueran golosinas. Para mi genial, porque como tiene un montón de vitaminas, es una manera sana de comérselas.





   Estuve buscando una manera de tener siempre apio fresco en casa y me comentaron esta idea, que quiero compartir con vosotr@s.
   Solo necesitáis un apio fresco, que podéis comprar en el mercado.
Una vez en casa, cortáis el apio por la parte del tallo. Como véis en la foto. El resto del apio se puede aprovechar para comer.


   Luego el trozo del tronco del apio lo colocáis en un cuenco con agua limpia.

   Ahora hay que dejarlo en el cuenco durante unos días y esperar.


   Más adelante os iré contando que sucede con el experimento...

¡Qué tengáis un feliz día!

No hay comentarios :

Publicar un comentario